La Cartuja de Miraflores está habitada por una veintena de monjes pertenecientes a la Orden Monástica de la Cartuja. Su fundador fue San Bruno, nacido en Colonia (Alemania) hacia el 1030, que buscando una vida de total consagración a Dios se retiró, junto con seis compañeros, a un lugar agreste y solitario de las montañas alpinas del Delfinado llamado Chartreuse (a 30 kilómetros de Grenoble, Francia) fundando un eremitorio el año 1084.

 

A pesar del transcurso del tiempo, el carisma de su fundador sigue tan vivo y actual como en 1084. Hoy, como ayer, hombres y mujeres se sienten llamados –al igual que San Bruno- a vivir sólo para Dios en el silencio y soledad del desierto.

 

Carisma

 

Vocación

 

Descargas

Forma de Vida

 

Blog Espiritual

 

Contacto